El retrato históricamente ha sido uno de los artes más importantes para guardar la imagen de los seres humanos. Comenzó con la pintura posteriormente con las esculturas y luego en la fotografía. Es por eso que en la actualidad, los retratos son el tipo de fotografía más común entre los fotógrafos profesionales y los aficionados.



¿Qué es el Retrato fotográfico?

Un retrato (del latín retractus) es una fotografía o efigie principalmente de una persona. También se entiende  la descripción de la figura o carácter, o sea, de las cualidades físicas o morales de una persona.

Por lo tanto, la primera definición  es aquella que se refiere a la expresión plástica de una persona a imitación de la misma, lo que ocurre en la pintura, la escultura y la fotografía. En un retrato predomina la cara y su expresión. Se pretende mostrar la semejanza, personalidad e incluso el estado de ánimo de la persona. Por esta razón, en fotografía un retrato no es generalmente una simple foto, sino una imagen compuesta de la persona en una posición quieta.

Características del retratoretrato fotografico

En la fotografía tipo de este tipo, trata de representar al ser humano, es muy parecida a una fotografía artística, pero este está centrado en los sentimiento del fotografiado y no la del fotógrafo. Entre las características principales encontramos:

  1. Juega mucho con la iluminación: hay muchas maneras de jugar con la iluminación, para lograr una fotografía profesional.
  2. El encuadre: con el encuadre generalmente se trata de fotografías cercanas, a gestos de la cara, posturas entre otros.
  3. Reflejar la personalidad del fotografiado: esa es quizás la característica más importante, un retrato puede inmortalizar a un ser humano para siempre, así que mostrar la personalidad resulta trascendental.




Vea también

Summary
Review Date
Reviewed Item
El Retrato fotográfico
Author Rating
51star1star1star1star1star