Estas aquí y seguro quieres aprender a usar tu cámara con todo su esplendor, pues para eso es el modo manual. Antes de comenzar con las técnicas fotográficas, hablaremos de la profundidad de campo. Este es un concepto básico que debemos aprender para mejorar nuestras fotos.




Que es la profundidad de campo

La profundidad de campo se define básicamente como la zona de la imagen que está completamente nítida o bien enfocada, en contraste con otras zonas de menor enfoque. Esta nitidez varia por dos principios fundamentales, en primer lugar la distancia focal y en segundo lugar  el diafragma.

Como Varia la profundidad de campo

Como mencionamos anteriormente, la profundidad de campo varía por dos principios fundamentales, ahora veremos esta variación.

La Distancia Focal

La distancia focal de la óptica se expresa en milímetros (mm). Así la encontramos expresada en todos los lentes de las cámaras fotográficas. Un gran angular, que es un lente pequeño, de 28-35mm posee más profundidad de campo que una óptica de 135-200mm, esto se debe a que el diafragma puede cerrarse y en combinación con el lente pequeño hace que la profundidad visual sea aún mayor.

Diafragma

El diafragma es un mecanismo que posee la cámara para dejar pasar, más o menos luz, dependiendo de su apertura. Generalmente viene expresada en “f” y lo podemos ver en los lentes de las cámaras así como en la pantalla para su ajuste.

Un diafragma más cerrado f22 tiene como efecto una profundidad de campo mayor que un f 4.5 pues tiene una profundidad mucho menor. Esto se debe a que estamos fotografiando una imagen tridimensional y la plasmamos en una foto que es bidimensional.



Utilidad de la profundidad de campo

Uno de los usos más comunes para la profundidad de campo es la fotografía de paisajes, teniendo un diafragma cerrado y un lente pequeño, podremos capturar una imagen nítida y con todo su esplendor.

Otra de las utilidades de la profundidad de campo es del orden inverso, si queremos hacer fotografía de retratos, y queremos que nuestro objetivo este enfocado pero nuestro fondo no podremos utilizar una apertura de diafragma abierta, ejemplo f4.5 con un lente 18-55mm y podremos tener este efecto.

Es importante manejar este concepto ya que nos será de gran utilidad a la hora de realizar nuestras fotografías, así combinada con la composición de fotografías y otras técnicas lograremos verdaderas obras de arte.

Congelamiento de La velocidad de obturación

Toca el turno de la Velocidad de obturación, esta nos permite reaccionar a situaciones rápidas o a capturar acciones en sitios con poca luz, esto dependiendo a la velocidad con que se abre o sierra el obturador.

La mayoría de las cosas actualmente están en constante movimiento y es un reto para los fotógrafos capturar momentos que están en movimiento. Seguramente has querido tomar una fotografía y observas que se ve borrosa, en palabras coloquiales “se ve movida”. De aquí surge la gran pregunta: ¿Cómo logro el congelamiento de la imagen fotográfica?, ¿cómo logro que se vea nítida?.

Seguramente ya conoces el concepto de profundidad de campo y de foco, si no lo conoces te recomiendo este artículo, ahora introduciremos un nuevo concepto y es el de Velocidad de Obturación, o velocidad de disparo.

¿Qué es el obturador?

Se conoce como obturador, al mecanismo interno de la cámara el cual se abre y cierra por un espacio de tiempo, para dejar entra la luz al sensor de la cámara.

¿Cómo veo a qué velocidad se abre y cierra el obturador?

Existe una forma estándar, en la cual todas las cámaras vienen para indicar la velocidad de disparo y se trata de la fracciones de segundo. Siendo así 1/1 igual a 1 segundo. Por lo que 1/2 corresponde a medio segundo y 1/1000 corresponde a una milésima de segundo.

Las cámaras fotográficas vienen ya con esta connotación, por eso cada escala es la mitad de la anterior.

Para qué sirve la velocidad de obturación

Son muchas las utilidades que tiene la velocidad de obturación, pero existen dos formas que se utilizan y depende con la rapidez que se mueva el objetivo o si hay poca luz.

Para situaciones de poca luz

Para estos momentos, se usa velocidades lentas que van de 1 segundo hasta 1/50, hay cámaras que puede abrir el obturador por más tiempo, todo depende de las marcas y modelos de cámaras. Es muy utilizado para fotos nocturnas que no necesiten movimiento, e incluso con movimiento se logran unos efectos muy interesantes.



Para congelar una imagen

Esta técnica se necesitan velocidad muy rápidas que van de 1/500 a 1/1000, también depende de los modelos y marcas que pueden hacer velocidades más rápidas. Esta técnica es muy utilizada en la fotografía deportiva, ya que se necesitan congelar esos momentos de gran rapidez.

Con la velocidad de obturación se pueden lograr múltiples efectos, una característica que podemos destacar es que si aumentamos un punto de la velocidad podemos compensar la luz que entra a la cámara abriendo el diafragma o viceversa. Por lo que podemos decir que están íntimamente relacionados. Otro Factor importante el ISO este lo definiremos  aquí y veremos la relación que tienen el obturador, el iso y el diafragma.

Ademas de la La profundidad de campo vea también